Vive con Intención

Nosotros como seres humanos, y más los religiosos, nos hemos acostumbrado a pedir bendiciones y luego nos sentamos a esperar a que lleguen. El objetivo de este Blog y de Yoga PuraMente es dejar de esperar sentados y empezar a actuar, y trabajar por el cambio en nuestras vidas.

Las intenciones pasadas han sido recopiladas en el siguiente libro:

Yoga con Intención - Vive con Intención por Bernardo Darquea: $9.99

Bernardo Darquea Alguna vez se ha preguntado:

  • Quién soy?
  • Cuál es mi propósito en este Mundo?
  • Qué es lo que quiero hacer de mi vida?
  • Cómo debo ser?

Este libro le ayuda a responder estas preguntas y a encaminarse por la ruta del auto-conocimiento y de ahí partir para convertirse en la persona que quiere ser, la persona que vino a ser en este mundo, y para auto-realizarse.

Versión digital disponible en Amazon: Lea este libro en su teléfono, tablet, o computadora. 

Versión impresa: Próximamente

Bernardo J. Darquea, MBA, MIST, RYT 200

Entregado a la educación, ha sido Profesor de Sistemas de Información en The George Washington University, Westwood College, y actualmente también es Profesor en línea para George Mason University, y Virginia International University. Con un Masterado en Administración de Empresas de Strayer University y otro en Sistemas de Información y Tecnología de The George Washington University, además trabajó como consultor para el Departamento de Educación de los Estados Unidos por 7 años, fundó una Organización sin fines de lucro para fomentar la educación de los niños más desfavorecidos del Ecuador, y también fundó un empresa para promover la excelencia educativa en el Ecuador.

Practicante de meditación y de yoga desde los años 1996 y 2007, respectivamente; considera el autoconocimiento y la enseñanza, su pasión.

Trabajó como profesor de yoga y meditación para Westwood College, y George Mason University. Ahora es uno de los fundadores, junto con su esposa, del Centro de Estudios Para El Autoconocimiento y La Autorrealización Del Ser: Yoga PuraMente.

“Está bien empezar de nuevo y recrear. No pases el tiempo en algo que salió mal. Siempre puedes recrear”. -Anónimo

Me parece una coincidencia muy agradable, o tal vez no sea coincidencia, que la palabra recrear tenga dos significados muy ligados el uno al otro. En primer lugar la palabra recrear significa distraer, divertir, entretener, pero por otro lado la palabra recrear también significa crear, producir, rehacer, regenerar. (WordReference, 2005). Es aún más curioso que en el idioma Inglés la palabra recreate también tenga el significado que implica divertirse, con todos los sinónimos correspondientes, y además también incluye el significado que implica una reproducción, reinvención, regeneración, etc. Me pregunto si en otros idiomas también habrá una palabra como recrear que implique entretener y que también implique re-generar. Es casi como que cuando el idioma nació alguien nos quiso recordar, poniendo estos dos significados juntos en una sola palabra, que al entretenernos, o sea cuando nos recreamos de una manera sana, también nos estamos dando la oportunidad de re-inventarnos, de re-generarnos, de re-producirnos, de re-crearnos.

Siendo practicante de yoga me es fascinante que la práctica incluya una postura que se practica al final, en la que la persona se deja ir de cuerpo y de mente, y que de hecho la postura se llama “cuerpo muerto”, para después de unos minutos re-incorporarse y renacer a una postura de meditación, en la que empezamos otra vez con una nueva disposición ante la vida. Es decir, la práctica del yoga cumple con esta premisa de recreación en la que sí, nos disponemos a practicar y a distraer nuestro cuerpo, pero también cumplimos con un proceso de re-creación en el que cada vez que practicamos nos disponemos a renacer.

Sumemos a esto, que por la ciencia ahora sabemos que las células de nuestro cuerpo se regeneran cada 6 meses. Así, cada seis meses tenemos la oportunidad de recrear nuestro cuerpo completamente. Eventualmente empezamos a envejecer y esa renovación semestral de nuestras células puede empezar a tomar más tiempo de lo normal o incluso a detenerse de manera que se dé lugar a enfermedades y otras degeneraciones del cuerpo.

Dispongámonos a vivir en una constante recreación de nuestro cuerpo, ejercitando, distrayendo, divirtiendo, pero también regenerando y renaciendo. Asimismo recreemos nuestra mente, manteniéndonos dispuestos a seguir aprendiendo por el resto de nuestras vidas. Por último, dejemos que nuestro espíritu se manifieste a través de nuestra mente y también a través de nuestro cuerpo para así forjar esa sinergia perfecta que debe existir en la trilogía de nuestro cuerpo, mente, y espíritu.

La tarea de la semana es recrearnos (divertirnos) a conciencia, haciendo una actividad que nos permita distraer nuestro cuerpo y mente para así también darle la posibilidad a nuestro cuerpo de recrearnos (re-generarnos) y a nuestra mente la posibilidad de implantar una idea que se refleje en el espíritu.

Bibliografía

WordReference. (2005). Recrear. Retrieved Diciembre 13, 2016, from WordReference: http://www.wordreference.com/sinonimos/recrear

"Para crear algo excepcional, tu mente debe estar implacablemente enfocada hasta en el más pequeño detalle". -Giorgio Armani (Diseñador)

Según el diccionario, se dice de una persona meticulosa “a la que hace las cosas con gran cuidado, detalle y atención, empleando tiempo y paciencia para que salgan bien”. (The Free Dictionary)

En la práctica del yoga tratamos de volvernos meticulosos en nuestros movimientos, en nuestras posturas, en nuestras transiciones de una postura a otra; en resumen, tratamos de volvernos meticulosos de nuestras acciones, pero también de nuestros pensamientos, de nuestras ideas.

En la práctica física, mental, y espiritual del yoga, la idea es fomentar la atención plena a lo que estamos haciendo. De esta manera, si nos enfocamos en la parte física del yoga, entonces seamos meticulosos del lugar de donde ponemos las manos, pies y demás partes del cuerpo, seamos también meticulosos  en nuestros movimientos, seamos meticulosos en conocer cómo funciona nuestro cuerpo, etc. Si nos enfocamos en la parte mental del yoga, entonces seamos meticulosos de los pensamientos que tenemos y que nos permitimos tener mientras practicamos; y por último, si nos enfocamos en la parte espiritual del yoga, seamos meticulosos en la unión que queremos lograr. Recordemos que yoga es unión. Unión de su cuerpo, con su mente, con lo que también sea su intención unirse.

Seamos meticulosos en nuestra vida. Pongamos atención a los detalles. Tomémonos el tiempo con paciencia para que todo salga bien.

La postura de la semana es una extensión lateral enlazando las manos atrás de la espalda. En esta pose seamos meticulosos en la manera que ponemos los pies en el piso y las manos, una por arriba de la espalda y otra por abajo, de manera que alcancemos a tomarnos las manos.

La tarea de la semana es hacer nuestra actividad favorita con meticulosidad de manera que aprendamos de cada detalle que ese esfuerzo nos depare.

Bibliografía

The Free Dictionary. (n.d.). Meticulosos. Retrieved Noviembre 15, 2016, from The free Dictionary: http://es.thefreedictionary.com/meticulosos

"Bendecidos son los corazones que se pueden doblar; ellos nunca se romperán" -Albert Camus (filósofo)

Habiendo asistido a un Colegio Católico durante mi infancia y luego a otro durante mi adolescencia, me enseñaron que la Religión Católica permite que los Padres y Madres bauticen a sus hijos (en caso de emergencia), sin la necesidad de pedirle o llevarle a que un Cura Católico lo haga por ellos. Eso me llevo a pensar, que en realidad el Bautizo es una bendición –con agua- dentro de una religión y que la bendición, como su nombre lo indica, es un bien-decir. Según Wikipedia “una bendición es la expresión de un deseo benigno dirigido hacia una persona o grupo de ellas que, en virtud del poder mágico del lenguaje, se espera que ayude a lograr que ese deseo se cumpla.” (Wikipedia, 2016)

Eso quiere decir que una bendición, se la puede hacer aun cuando no tengamos religión. En otras palabras, las bendiciones no están ligadas a una religión o a un Dios específico; las bendiciones están ligadas a un deseo, voluntad, o intención que tiene una persona hacia sí misma o hacia los demás de regalar u otorgar bienestar o cualquier otro deseo favorable.

Más aun, recordemos que los seres humanos tenemos energía, así que cuando nos bendecimos o bendecimos a alguien le estamos enviando nuestra energía, sentimiento de bienestar, amor, paz, prosperidad, etc.

Recordemos también que los sentimientos positivos tienen una frecuencia alta. Para ejemplificar esto notemos que la naturaleza vibra a la frecuencia de 432 HZ, es decir que cuando vivimos en armonía con la naturaleza nuestra energía estará vibrando a los mismos 432 HZ a los que vibra el Universo, y en este punto estaremos siendo neutros. Si queremos hacer una bendición y enviar energía positiva a alguien tendremos que subir nuestra frecuencia, y lo más fácil que podemos hacer para subir nuestra frecuencia es encontrar el sentimiento del amor dentro de nuestro ser.  El sentimiento del amor tiene una frecuencia de 528 HZ, y casi todas las otras intenciones positivas (bendiciones), como la paz, la abundancia, la prosperidad, etc., también van a tener una frecuencia que oscila alrededor de los mismos 528 HZ a los que vibramos cuando sentimos amor.

Con esta idea en la mente, y más que nada en nuestro corazón, dispongámonos a ser un poco más bendecidos. Elevemos nuestra frecuencia a la frecuencia del amor y bendigámonos y bendigamos a los demás enviándoles energía positiva, frecuencia alta, sentimiento de amor.

La postura de la semana para subir nuestra frecuencia y encontrar el sentimiento del amor en nuestro ser es una apertura del corazón reclinando hacia atrás para perder el miedo.

La tarea de la semana es bendecir a los demás y a nosotros mismos a diario. Cultivemos el amor dentro de nuestro ser. Aprendamos a empaparnos del sentimiento del amor y compartamos a los demás a manera de bendiciones. Meditemos con el afán de llenarnos de amor y repartamos ese amor en nuestras meditaciones.

Bibliografía

Wikipedia. (2016, Septiembre 28). Bendición. Retrieved Octubre 25, 2016, from Wikipedia: https://es.wikipedia.org/wiki/Bendici%C3%B3n

"Nosotros crecemos elevando a los demás" -Robert Ingersoll (Orador)

Ser altruista según la Real Academia de la Lengua significa: “Servir constructivamente a los otros, para vivir una experiencia de empatía”.

Tuve la oportunidad de vivir 18 años en EEUU y puedo resaltar que una de las virtudes más destacables que tiene la sociedad Estadounidense es su altruismo. Me imagino que ven el altruismo como el verdadero complemento del capitalismo. En otras palabras, si ellos saben que no es la labor de un gobierno capitalista cuidar de las personas más necesitadas y vulnerables, entonces la sociedad tiene que cuidar de los más necesitados por medio de las organizaciones sin fines de lucro, y las fundaciones. Se podría decir entonces que hay una distinción marcada entre lo que sería dar caridad a una persona de vez en cuando, y otra sería ponerse al servicio de la comunidad “con plata y persona”, es decir con mano de obra y un compromiso de donación recurrente hacia ciertas organizaciones que se dedican a las más variadas labores, sirviendo animales y personas con las más diversas necesidades en diferentes industrias. Asimismo, cuando hay una catástrofe natural en alguna otra parte del mundo inmediatamente la sociedad empieza a donar por medio de canales establecidos y no por casualidad los Estados Unidos siempre resulta dando la mayor cantidad de ayuda humanitaria que reciben los pueblos afectados.

Por otro lado, los países socialistas o comunistas no ven la necesidad de un altruismo canalizado para cuidar de los más necesitados; sin embargo, esto solo se podría decir que funcionaría en los sistemas socialistas o comunistas ideales. En otras palabras, siempre hace falta un cierto nivel de altruismo en nuestras sociedades, que nos permita sentir empatía y nobleza hacia los más necesitados. Hacerles saber que estamos ahí para ser solidarios, para escuchar sus necesidades, y para ayudarles con amor. De esta manera, brindando nuestro tiempo y esfuerzo, acompañando a una persona necesitada, de cierta manera estamos experimentando a un mínimo grado lo que esa persona siente.

Seamos más altruistas, dejemos un poco nuestro ego de lado y pensemos en los demás; especialmente pensemos en el bienestar de las personas que tengan más necesidades.

La postura de la semana para practicar ser un poco más altruistas es hincarse con los brazos extendidos hacia adelante, de manera que tengamos la humildad de ofrecer un regalo a alguien con amor.

La tarea de la semana es hacer un gesto de altruismo, pero tratemos de que este gesto no sea simplemente un acto de dar caridad en la calle a alguien, sino que de preferencia sea un momento de compartir, y de empatía con alguien que lo necesite. Tal vez solo haga falta sentarnos a escuchar a una persona y darle un aliento emocional y si es de su preferencia asociarse con una causa, mas no con solo una persona, de manera que podamos sentir que estamos haciendo el bien a un grupo social necesitado de nuestra ayuda.

“Hasta que cruces el puente de tus inseguridades, no puedes empezar a explorar tus posibilidades” –Tim Fargo (Escritor)

Observando a los niños, nos podemos dar cuenta que nuestra naturaleza es ser exploradores. A los niños les encanta descubrir, desarmar, ver cómo funcionan las cosas. Además les encanta salir de paseo, caminar, probar sabores nuevos, explorar; por eso son tan exitosos dibujos animados como “Dora la Exploradora” o la película “UP”.  Sin embargo, en algún punto de nuestras vidas nos volvemos monótonos y rutinarios. Empezamos a hacer todos los días lo mismo y no queremos que nada cambie; queremos que todo siga igual que siempre, y cuando algo cambia nos asusta. De cierta manera nos apegamos a un estilo de vida y nos apegamos a un entorno.

En la cultura del yoga hay practicantes (yogis y yoginis) que llevan la vida justamente tratando de evitar el apego a una rutina y para esto viven viajando, y como no tienen dinero para viajar en auto, tren, avión, o cualquier otro medio de transporte, lo hacen caminando.

Por otro lado, los monjes Budistas viven de la limosna de la gente o hacen trabajos temporales, justamente para no acostumbrarse a un ingreso y a un estilo de vida que dependa de este ingreso.

Decir que monjes, yogis, y yoginis son personas que decidieron entregar su vida a ese propósito y no todos estamos en un punto en nuestras vidas que nos permita hacer los mismo; sin embargo, nuestra naturaleza nos pide un poco de esa aventura y de explorar. De soltero recuerdo que alguna vez soñé con viajar por el mundo, luego, ya con familia se me ocurrió vivir en un yate de vela que nos permita navegar los océanos, y ahora últimamente, emular al Che Guevara y viajar en moto al menos por América del Sur. Pronto cada uno de esos sueños va bajando de nivel hasta que a veces me digo que al menos me debería permitir explorar los pueblos aledaños a Quito. Lo mismo veo en los estudiantes que practican yoga y me encanta preguntarles que hicieron el fin de semana. Algunos se van a visitar bosques, otros se van a las lagunas, otros se van a los parques, otros se van a las montañas, etc. Es decir la práctica del yoga despierta en sus practicantes ese afán de explorar, de salir de la rutina, de cambiar el día a día de alguna manera. Es así como hay prácticas de yoga en las que se concentran en un cierto número de posturas y secuencias como el Ashtanga o Bikram, y si bien estas prácticas parecen rutinarias, desarrollan mucho la cultura de la exploración, ya que si bien podemos hacer la misma postura mil o un millón de veces, cada vez podemos tratar de encontrar una nueva forma de hacerla o de descubrir algo nuevo en nuestro cuerpo que nos permita explorar la posibilidad de cambiar algo para lograr más en nuestro cuerpo y así lograr más en nuestra vida.

La postura de la semana es imaginarnos que nos sentamos en una silla (Utkatasana), lo más erguidos, elegantes, y verticales al cielo que nuestro cuerpo nos lo permita. Exploremos esta postura. De pronto podemos levantar una pierna y ponerle sobre una mesa, también imaginaria.

La tarea de la semana es explorar algo nuevo en nuestras vidas. Podemos salir de paseo, probar una nueva receta, cambiar nuestro estilo de vestir, cambiar de peinado, etc. Exploremos algún ladito de nuestro ser que haya estado recluido por algún tiempo y démonos la oportunidad de ser esa persona que trata de descubrir abriendo nuevas puertas en su vida.