"Bendecidos son los corazones que se pueden doblar; ellos nunca se romperán" -Albert Camus (filósofo)

Habiendo asistido a un Colegio Católico durante mi infancia y luego a otro durante mi adolescencia, me enseñaron que la Religión Católica permite que los Padres y Madres bauticen a sus hijos (en caso de emergencia), sin la necesidad de pedirle o llevarle a que un Cura Católico lo haga por ellos. Eso me llevo a pensar, que en realidad el Bautizo es una bendición –con agua- dentro de una religión y que la bendición, como su nombre lo indica, es un bien-decir. Según Wikipedia “una bendición es la expresión de un deseo benigno dirigido hacia una persona o grupo de ellas que, en virtud del poder mágico del lenguaje, se espera que ayude a lograr que ese deseo se cumpla.” (Wikipedia, 2016)

Eso quiere decir que una bendición, se la puede hacer aun cuando no tengamos religión. En otras palabras, las bendiciones no están ligadas a una religión o a un Dios específico; las bendiciones están ligadas a un deseo, voluntad, o intención que tiene una persona hacia sí misma o hacia los demás de regalar u otorgar bienestar o cualquier otro deseo favorable.

Más aun, recordemos que los seres humanos tenemos energía, así que cuando nos bendecimos o bendecimos a alguien le estamos enviando nuestra energía, sentimiento de bienestar, amor, paz, prosperidad, etc.

Recordemos también que los sentimientos positivos tienen una frecuencia alta. Para ejemplificar esto notemos que la naturaleza vibra a la frecuencia de 432 HZ, es decir que cuando vivimos en armonía con la naturaleza nuestra energía estará vibrando a los mismos 432 HZ a los que vibra el Universo, y en este punto estaremos siendo neutros. Si queremos hacer una bendición y enviar energía positiva a alguien tendremos que subir nuestra frecuencia, y lo más fácil que podemos hacer para subir nuestra frecuencia es encontrar el sentimiento del amor dentro de nuestro ser.  El sentimiento del amor tiene una frecuencia de 528 HZ, y casi todas las otras intenciones positivas (bendiciones), como la paz, la abundancia, la prosperidad, etc., también van a tener una frecuencia que oscila alrededor de los mismos 528 HZ a los que vibramos cuando sentimos amor.

Con esta idea en la mente, y más que nada en nuestro corazón, dispongámonos a ser un poco más bendecidos. Elevemos nuestra frecuencia a la frecuencia del amor y bendigámonos y bendigamos a los demás enviándoles energía positiva, frecuencia alta, sentimiento de amor.

La postura de la semana para subir nuestra frecuencia y encontrar el sentimiento del amor en nuestro ser es una apertura del corazón reclinando hacia atrás para perder el miedo.

La tarea de la semana es bendecir a los demás y a nosotros mismos a diario. Cultivemos el amor dentro de nuestro ser. Aprendamos a empaparnos del sentimiento del amor y compartamos a los demás a manera de bendiciones. Meditemos con el afán de llenarnos de amor y repartamos ese amor en nuestras meditaciones.

Bibliografía

Wikipedia. (2016, Septiembre 28). Bendición. Retrieved Octubre 25, 2016, from Wikipedia: https://es.wikipedia.org/wiki/Bendici%C3%B3n