Vive con Intención

Nosotros como seres humanos, y más los religiosos, nos hemos acostumbrado a pedir bendiciones y luego nos sentamos a esperar a que lleguen. El objetivo de este Blog y de Yoga PuraMente es dejar de esperar sentados y empezar a actuar, y trabajar por el cambio en nuestras vidas.

Las intenciones pasadas han sido recopiladas en el siguiente libro:

Yoga con Intención - Vive con Intención por Bernardo Darquea: $9.99

Bernardo Darquea Alguna vez se ha preguntado:

  • Quién soy?
  • Cuál es mi propósito en este Mundo?
  • Qué es lo que quiero hacer de mi vida?
  • Cómo debo ser?

Este libro le ayuda a responder estas preguntas y a encaminarse por la ruta del auto-conocimiento y de ahí partir para convertirse en la persona que quiere ser, la persona que vino a ser en este mundo, y para auto-realizarse.

Versión digital disponible en Amazon: Lea este libro en su teléfono, tablet, o computadora. 

Versión impresa: Próximamente

Bernardo J. Darquea, MBA, MIST, RYT 200

Entregado a la educación, ha sido Profesor de Sistemas de Información en The George Washington University, Westwood College, y actualmente también es Profesor en línea para George Mason University, y Virginia International University. Con un Masterado en Administración de Empresas de Strayer University y otro en Sistemas de Información y Tecnología de The George Washington University, además trabajó como consultor para el Departamento de Educación de los Estados Unidos por 7 años, fundó una Organización sin fines de lucro para fomentar la educación de los niños más desfavorecidos del Ecuador, y también fundó un empresa para promover la excelencia educativa en el Ecuador.

Practicante de meditación y de yoga desde los años 1996 y 2007, respectivamente; considera el autoconocimiento y la enseñanza, su pasión.

Trabajó como profesor de yoga y meditación para Westwood College, y George Mason University. Ahora es uno de los fundadores, junto con su esposa, del Centro de Estudios Para El Autoconocimiento y La Autorrealización Del Ser: Yoga PuraMente.

"La gratitud es no solo una palabra; es una forma de vida." -Rob Martin

Hace algunos años, mi hija tenía una amiguita de su misma edad que era la niña más educada y suavecita que yo había conocido en mi vida. Era el ejemplo a seguir y obviamente a mí me encantaba que mi hija juegue con ella; sin embargo, por cosas de la vida mi hija consideraba que esta amiga probablemente era demasiado calmada y pasiva para su personalidad arrolladora, pero igual se llevaban bien. Yo me preguntaba cómo habrían hecho los papas para educarle de esa manera, hasta que una día, después de una cita de juego entre las dos niñas en nuestra casa, llegó a retirarla su Mamá y cuando le dijo que ya se iban y que se despida, la niña tuvo toda la intención de armar el emperro de la vida. Yo conocía bien esos episodios, así que me sorprendió cuando la Mamá le dijo que sea agradecida por la cita de juego que había tenido y que siendo agradecida podría tener más en el futuro. La niña inmediatamente se calmó, se despidió de nosotros, y se fue dándole un abrazo a mi hija. Creo que esa lección le sirvió a mi hija y a mí de igual manera.

Muchas veces había escuchado que hay que ser gratos de lo que tenemos, y pocos días antes había terminado de ver un documental y de leer el libro del mismo nombre que se llama “El Secreto” de Rhonda Byrne, en el que profundiza de sobremanera que uno de los secretos de la ley de atracción es ser gratos de lo que tenemos, y que así atraeremos más de eso a nuestras vidas. Fue así como vi que este concepto se podría poner en práctica de manera muy simple, no solo para nosotros mismos, sino también para la educación de nuestros hijos.

De igual manera, las mayores religiones del mundo enseñan y promueven la gratitud en sus feligreses como parte de las enseñanzas más profundas, y últimamente la psicología también promueve la gratitud como parte de la psicología positiva ya que “se le asocia con el positivismo, el aumento de la energía, y la empatía con los demás”. (Psychology Today, 1991-2015) De esta manera, la gratitud nos enseña a ver siempre el aspecto positivo incluso en la desgracia. Por ejemplo, después de la lección de gratitud que nos dio la Mamá de la amiga de mi hija, un día me estaba subiendo al ático de la casa cuando la escalera en la que estaba parado se cayó, pero por gracia logre agarrarme del piso de arriba con la mano y no me caí al piso; lo que sí me paso es que me lastimé toda la piel del brazo. Esa noche cuando le hacía rezar a mi hija, ella agradeció porque si bien me había caído del ático y me había lastimado el brazo, no me había pasado nada peor. Desde ese día, con mi hija, ya no rezamos pidiendo, sino que rezamos agradeciendo, que a la final da lo mismo ya que al agradecer estamos atrayendo más de lo mismo a nuestra vida.

Practiquemos ser agradecidos, empezando por la salud y la vida, ya que estamos aquí, vivos, y quisiéramos tener una saludable y larga vida. Notemos que nadie nos puede hacer agradecidos. Solo nosotros podemos convertirnos en personas agradecidas y de esa manera atraer más de lo que queremos a nuestra vida. Asimismo, la gratitud nos hace más positivos, nos aumenta la energía, y nos aumenta la empatía hacia los demás.

La posición de la semana para practicar la gratitud es la Posición del Niño o de la Niña (Balasana). En esta posición, sintámonos agradecidos; con nuestros brazos extendidos hacia adelante, nuestra cabeza en el piso, y los glúteos sobre los talones. Notemos que en otras religiones se reza poniéndose en esta pose de humildad y gratitud durante varias veces al día. Aprendamos!

Bibliografía

Psychology Today. (1991-2015). Gratitude. Retrieved Septiembre 28, 2015, from Psychology Today: https://www.psychologytoday.com/basics/gratitude